[[Rinkonzuko Yaoi ]]
Bienvenido al [[Rinkonzuko Yaoi FF]]

~¿Cómo quieres ingresar?~


la cueva del angel (hiroxfubu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

la cueva del angel (hiroxfubu)

Mensaje por koizumi_michiko el Lun Ene 23, 2012 6:28 pm

la la bueno mi traerles este one shot espero que les guste que fue a peticion de mi hermana que lo hize ya que en si ermine haciendo su tarea, en fin sin mas a leer...

titulo: la cueva del angel

pareja: hiroto x shirou

advertencia: lo que esta en azul son los recuerdos

autor: koizumi_michiko

La cueva del ángel one shot (hiroxfubu)



Había una vez un joven aventurero de cabello negro con ligueros mechones blancos y ojos verdes que viajaba a muchos lugares del mundo en busca de nuevas aventuras, un dia cansado de todo lo que había vivido se le ocurrió una idea



-sirvientes empaquen vamos a ir a una nueva aventura –les dijo llamando a los mencionados



-que es lo que desea? –pregunto uno de los sirvientes, con el cabello azul sujetado en una coleta y enormes orbes marrones y piel morena



-kazemaru empaca lo que necesitas viajaremos al amazonas ha y dile también a hiroto que también ira –dijo el aventurero de ojos verdes



-como usted ordene fudo-sama –dijo el peli-azul



después de eso el oji-marrón se fue a empacar y a avisarle a su compañero los cuales siempre viajaban con su amo fudo ya que a parte de sirvientes fieles, los tres también eran buenos amigos. Después de que terminaron de empacar se subieron al lujoso helicóptero que los llevaría a la gran selva: caminaron por un largo tiempo buscando un lugar adecuado para acampar. Por fin después de tanto caminar se acentuaron en un lugar un poco plano donde pudieron colocar las casas de acampar de cada uno de los presentes en forma de circulo y en el centro de este encendieron una pequeña fogata



-y que es lo que hacemos en la selva? Pregunto el peli-rojo de ojos jade y piel traslucida



-bueno es que no conocen la leyenda del ángel caído? –espero la respuesta de los demás pero no la hubo así que continuo –bueno se las contare –dijo con un tono de superioridad



“-se dice que existía un hermoso ángel de piel nívea, bellos ojos grises y cabello del mismo color que siempre observaba con gran interés el mundo humano siempre pendiente de una familia en especial y de sus descendientes pero poco a poco y sin darse cuenta se enamoro de aquellos familiares a los que no conocía anhelaba poder compartir su eterna vida con uno de ellos pero el sabia que eso era prohibido que si el llegara a bajar a la tierra por amor significaría renunciar a sus alas convirtiéndose en un caído que no tiene nada que hacer en el mundo, el cielo o el infierno, pero esto poco le importo así que sin pensarlo dos veces renuncio a las alas que lo ataban al cielo y bajo hasta donde la familia se encontraba pero ya que esto era un acto prohibido las consecuencias no terminarían en no darle paso al cielo si no que mandaron a dos ángeles mas a la tierra para condenarlo a una eternidad vagando como alma en pena y sin rumbo fijo en aquel mundo humano, pero sobre todo castigarían a las personas responsables de este acto: la familia que el caído tanto veía

se dice que la familia murió de una extraña enfermedad y que no hubo pruebas de un asesinato o algo parecido pero se cree que hubo un sobreviviente al que el ángel en su ultimo intento de hacer algo bueno por ellos lo salvo y lo llevo lejos de sus perseguidores escondiéndolo con una familia completamente diferente y desconocida, mientras que los otros dos que lo perseguían, lo capturaron y lo encerraron en una cueva y se dice que solo un descendiente de esa familia puede liberarlo de la condena a la que fue atado por un raro amor”



todos los hay presentes se quedaron asombrados y ahora ansiaban llegar a la famosa cueva para ver si todo era cierto. Pero ellos no sabían lo que les esperaba.



Después, calentaron la cena para después irse a dormir, la noche surgió con tranquilidad a excepción de uno de ellos



Un peli-rojo de hermosos ojos jade no podía conciliar el sueño ya que su mente era atormentada por algunos recuerdos ajenos a el

Se trataba de un chico de profundos ojos grises y cabellera plateada, corría desesperadamente por el inmenso bosque que parecía no tener fin, en busca de alguna carretera o de alguien que pudiera ayudarlo a el y a el pequeño niño que llevaba en brazos, el niño no paraba de llorar y eso le dificultaba las cosas al peli-plata ya que con el llanto de la criatura era mas fácil que fuera descubierto por sus perseguidores



-no puedo dejar que mueras ahora eres lo único que me queda y aria todo por verte vivir –dijo con melodiosa voz el oji-gris para luego seguir corriendo con la criatura en brazos”



-que fue eso? – se pregunto así mismo estaba sudando y con el corazón palpitándole a mil por hora pero no sabia el por que



Ya mas tarde los tres chicos se despertaron listos para irse y entrar en lo aun mas profundo del bosque



-bien según el mapa es por aquí –dijo señalando a un montón de hierba que se interponía en su paso



-sabes no creo que se por hay –le dijo el oji-marrón, haciendo que fudo se sintiera indignado por la falta de confianza por parte de sus sirvientes y mejores amigos



-y por que no? –pregunto con superioridad mientras se encaminaba hacia el montón de hierba



-por que es venenosa y por hay solo puede haber serpientes igual de venenosas



-que??!! Por que a mi?! –se oyó un grito de entre medio de tanta planta para después ver salir al famoso aventurero con la cara un poco hinchada y de un color rojo

-te lo dije –le susurro el azulado mientras le ponía un ungüento en la cara para que bajara un poco la hinchazón y el veneno no le afectara tanto



Después de ese pequeño incidente siguieron su camino pero esta vez antes de que fudo tomara una decisión ahora le preguntaba a kaze si ese camino estaba libre de cualquier tipo de planta rara ya que mientras estuvo con el, el azulado se la pasaba estudiando a las plantas y ahora recibía el titulo de botánico, lo que ayudaba mucho a fudo ya que al el no le interesaba estudiar algo como eso ya que lo que el quería sentir era la adrenalina que lo recorre al ir de aventura de un lado a otro



Al poco rato ya todos estaban cansados y sin ganas de seguir pero se dieron cuenta que a unos cuantos metros se encontraba un anciano de enorme barba blanca y piel arrugada debido a la edad avanzada que este aparentaba. En cuanto los otros se dieron cuenta de su presencia se encaminaron hacia el anciano ya que era bastante raro ver a una persona de esa edad en medio de tanta selva y mas por como eran las ropas con las que vestía puesto que eran las de un sacerdote, eran blancas completamente, raro de ver hay ya que ese lugar era muy boscoso y no había forma de que estuvieran limpias, sin embargo estas parecían intactas



-disculpe señor –hablo amablemente hiroto



-quieren entrar a la cueva del ángel, verdad –pregunto sin mucho interés el anciano mientras se sentaba en un pequeño tronco



-como es que lo sabe? –pregunto curioso el mismo peli-rojo



-si no es por eso por que están aquí? –les dijo el anciano defendiendo su punto



-bueno punto –dijo kazemaru



-podemos pasar? –pregunto el oji-añil



-claro si logran soportarlo –les dijo desafiante



-a que se refiere con lograr soportarlo? –hablo el azulado con un poco de temor en la voz



-verán la mayor parte de los que vienen al amazonas son aquellos que han escuchado la leyenda del ángel caído que dio su vida por un humano y muchos de ellos vienen hasta acá para apoderarse del poder de un caído el cual es infinito ya que no tiene restricciones así que preparo distintas trampas que los ponían en un duelo mental, algunos de ellos no soportaron que sus mentes divagaran en lo que mas temen y simplemente cayeron en la locura, es por eso que me asigno a mi la tarea de guardián, pero no de la bella criatura que se encuentra en el fondo de esta cueva, si no de ustedes, los humanos que intentan apoderarse de todo lo que se les cresa a su paso, haciendo que yo les

advirtiera de lo que les podía pasar adentro como caer en la locura o morir ya que muy pocos han salido cuerdos de hay ...así que.... entraran?



Hubo un silencio incomodo para los tres chicos que se habían aventurado en la selva puesto que aquel anciano les inyecto la duda y un poco de temor hacia una posible muerte.

Estaba justo por resignarse y agradecerle al anciano por su advertencia cuando... nuestro peli-rojo escucho una liguera pero melodiosa voz susurrando detrás de el



“-ven a mí –“fue lo único que alcanzo a escuchar



-oyeron eso? –pregunto el oji-jade con miedo de la respuesta



-a que te refieres? –le pregunto kazemaru



-no ha nada –le respondió pues sabia que si les decía lo que había escuchado pensarían que ya estaba loco sin antes haber entrado a la ahora cueva de la locura



-gracias por su advertencia –le dijo formalmente fudo –pero aun tenemos mucho que vivir así que nos marcharemos –dijo dándose la vuelta seguido por los otros dos



“-no me abandones, vuelve a mi –escucho de nuevo hiroto a aquella voz que de alguna forma solo el lograba oír



-saben que yo si iré –dijo decidido, y dicho esto entro rápidamente en la cueva sin esperar respuesta alguna de los demás presentes



-no hiroto! –grito el azulado de ojos almendrados pero era demasiado tarde y el otro ya no lo escucho, peor eso no le importo no quería perder a su amigo y echo a andar hacia la misma dirección que su amigo pero algo lo arrogo fuera de la entrada, ya que se había formado una barrera invisible incapaz de penetrar



-no puedo creerlo al fin el descendiente ha llegado –susurro por lo bajo al anciano sin que los amigos de hiroto escucharan



ahora lo único que les quedaba era esperar o eso pensaban



Dentro de la cueva estaba el peli-rojo caminando temerosamente, pisaba lentamente el cuelo que estaba repleto de esqueletos inmóviles, cosa que le causaba un recorrido frió por la espalda, tenia un olor era de putrefacción lo cual le causaba mucho asco pero ya no podía regresar atrás o eso es lo que pensaba, por alguna razón no quería volver, necesitaba saber de quien era la voz que tan fervientemente lo llamaba y por que esos recuerdos lo atormentaban si ni siquiera eran de el

Camino por un pequeño tramo hasta que sintió que algo o alguien lo había estado siguiendo miro hacia atrás pero solo logro ver la luz del sol que apenas y llegaba hasta donde esta donde el estaba



“-no mires atrás –“



-quien esta hay!! –dijo desesperado esa lugar le ponía los pelos de punta



“-no me dejes solo –“ dijo una voz que resonaba por toda la cueva



siguió caminando pero hubo un momento en el que sin darse cuenta se había desmayado y ahora estaba en un inmenso bosque corriendo con algo envuelto en una manta verde



“tengo que escapar” pensaba mientras seguía corriendo, pero cayo al piso y vio a sus dos perseguidores que al parecer lo tenían acorralado



“-sabes no entiendo por que te encaprichaste con un humano, no tiene sentido –“dijo burlonamente un chico de cabellera azul sujetada en una coleta alta, con enormes orbes marrones y su piel era bronceada



“-tu no entiendes, incluso aunque seas un ángel jamás sabrás lo que es amar –“dijo firmemente el peli-rojo



“-no hables de mi como si me conocieras! –le grito para después darle una cachetada marcando su nieva piel con un color rojo.



Pero esto poco le importo ya que aprovecho para escapar y lo consiguió llego hasta una carretera en donde pidió que lo llevaran al pueblo mas cercano. Cuando estuvo hay toco la primera casa con la que se topo y dejo al niño envuelto en la manta en el piso esperando a que las personas lo recibieran, pero no se quedo hay para averiguarlo, solo siguió corriendo tenia que escapar y hacerles pensar que el niño seguía con el y no lo buscara en aquel pueblo así que decidió volver a entrar al bosque donde sabia que seria su perdición ya que de hay era posible que no volviera a salir, pero al menos puedo rescatar a alguien.



-vaya parece que ya no puedes correr mas –dijo burlonamente le peli-azul –sabes encontramos al niño que escondiste y ahora ya debe de estar muerto –le dijo sin descaro alguno



“-que!! Eso no puede ser!! –intentaba creer que sus palabras eran mentiras crueles



“-si que lastima no crees? Pero eso ya no importa y sabes por que? –espero a que el otro respondiera pero había entrado en una especie de shock –por que ahora te toca a ti



justo después de decir esto llego un peli-verde de profundos ojos negros y piel un poco mas bronceada que el azulado



“-mido quieres sujetarlo? –dijo el azulado



el peli-verde tomo por los brazos al oji-jade pero de este no hubo movimiento alguno pues de que servia si por quien había estado luchando ya había sido asesinado? O almenos eso es lo que el creía



-haremos esto rápido, quiero volver a casa –dijo de nuevo el oji-almendra sacando un cuchillo afilado, mientras apuntaba al corazón del peli-rojo, que palpitaba fuertemente, gritando en silencio que lo dejaran vivir



“-asi de cruel es el cielo –dijo el peli-rojo en un leve susurro “



-que fue eso? –pregunto sobresaltado el peli-rojo que había despertado repentinamente de un extraño sueño



-al fin despertaste –le dijo una suave voz que estaba a lado de el



esa voz, Pensó hiroto. Volteo la mirada y se encontró con un rostro angelical que le robo el aliento, sus bellos orbes eran como un espiral de perdición, uno del cual jamás se quiere salir, mientras que su piel era mas blanca que la nieve y mas suave que la seda, su figura era tan tierna y delicada, como si fuera una muñeca de cristal que con el mas mínimo viento fuera a quebrarse...



Estaba hincado sobre sus cortas piernas ya que hiroto se encontraba en e suelo recostado en ¿una alfombra blanca? Por raro que esto pareciese, eso es lo que era y del techo de la cueva caía delicados copos de nieve y un poco mas atrás estaba una enorme silla que mas bien parecía un trono, que al parecer estaba echa de hielo



-dime como es que todo esto es posible –pregunto un poco confuso al ver a su alrededor, pues lo único que recordaba es que se había desmayado y que después nada tenia sentido –y dime quien eres? Que es lo que me ha estado pasando?



-que acaso mis recuerdos no te dijeron algo?



-así que esos recuerdos son tuyos...



-yo soy shirou fubuki el ángel de las nieves y lo que te ha estado ocurrido es que cuando sentí tu presencia no podía evitar que te alejaras de mi, no de nuevo, es por eso que te mostré lo que viví hace algunos años



-gracias –dijo suavemente, para después irse levantando y quedar sentado frente al peli-plata, tomo su nívea cara entre sus pálidas manos y después acerco lentamente a los labios del menor para terminar fundiéndose en un beso cálido en el cual querían que fuera mas profundo, el ángel de la nieve paso sus delicados brazos por el cuello del mayor, mientras que el otro bajaba sus manos hasta la cintura del pequeño para acercarlo mas a su cuerpo mientras se dejaban envolver por la cálida nieve que caía desde aquella rara y misteriosa cueva





O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O



bien eso fue todo espero que les haya gustado, ya que a mi parecer fue bastante raro, y... les gusto? bueno? malo? feo? me daran un chocolate? helado? algo?

cualquier duda mi se las contestara
avatar
koizumi_michiko

Femenino Edad : 21
Mensajes : 15
Localización : en mi campo de flores de papel donde el viento susurra mi nombre y las gotas de lluvia que cuentan historias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.