[[Rinkonzuko Yaoi ]]
Bienvenido al [[Rinkonzuko Yaoi FF]]

~¿Cómo quieres ingresar?~


La noche tu cuerpo al mío

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La noche tu cuerpo al mío

Mensaje por Doki Amare Peccavi el Sáb Sep 18, 2010 10:55 pm

Una noche de jueves...





CAP: 1 ¿La noche?

***Jueves agosto, hacia el fin 23:59hrs ***

Ayer me dijo un ave que volara,
por donde no aya ardor…
... que lo sufrido no resucita sueños,
y en rezos nunca murió


– Hiro – Los ojos de Hiro tan tristes, ahora lo comprendía, no había sido una ilusión, había sido una despedida temporal… por que él lo prometió…

Que saque el aire de mis ojos
Que abrasé al miedo con tus sueños
Que sea un guerrero de sangre
Para que nadie te haga daño…



"...de un ave... para volar hasta donde tú estás , quiero tener las alas de un ave"

En un quinto piso a mitad de la habitación una cama... vacía, suelo impecable, banco, frío, ajeno, el suelo contra la piel del ángel de alas congeladas que deseaba ser un ruiseñor, un sillón junto a la ventana sólo facilitó las cosas, sus brazos arrastrando un cuerpo medio tieso, medio muerto, y se asomó hacia el infinito, la brisa que se colaba por la ventana removiendo sus cabellos, todo rápido, descendiendo sin miedo, los ojos cerrados, las alas no salieron, pero volando iba hacia donde él estaba, no había miedo, tal vez un poco de tristeza por los amigos… pero no miedo…

Ayer me dijo un ave que volara
Hasta desintegrarme
Que la distancia no es cansancio
Es fuerza eres tú



***Viernes ultimo 00:00hrs ***

– "No quiero aprender más de lo que ya sé… ahora sólo quiero un mejor encue…" – el impacto, la calle sola, una ultima sonrisa en sus labios, un último suspiro, y quizás a futuro… un mejor encuentro…

Que saque el aire de mis ojos
Que abrasé al miedo con tus sueños
Que sea un guerrero de sangre
Para que nadie te haga daño…

*** Jueves primero, en enero ***

**¡¡¡Quiero ser tu héroe!!!...

Por décima vez en la noche Shuichi se paseó por el estudio vacío de Yuki, hacia frío en la casa, mucho frío, a mitad de invierno hacia mucho frío, el pelirosa paso por la sala, fue directo a la cocina por un baso de agua y regresó a su habitación vacía.

Si una vez, yo pudiera llegar
A grifar de frío tu piel
A quemar que se yo tu boca
Y morirme ahí después

Se recostó en su cama, del lado que le correspondía, no estaba cómodo, no tenía sueño, eran apenas las diez de la noche, y a pesar de estar aburrido no tenía sueño, se desesperó de sobre manera esa noche, otra vez de pie, se dirigió hacia la sala, prendió el televisor, noticias sin importancia, programas poco interesantes, caricaturas que ya se sabia de memoria, siguió cambiando de canal hasta aburrirse, de vuelta al estudio de Yuki, como siempre, pudo percibir el aroma del rubio…, era de lo único de lo que no se aburría, podía regresar mil veces al estudio de su chico para volver a sentir la brisa que se colaba por la ventana y con ella el aroma de Eiri, era raro, lo era, la ventana permanecía abierta desde que él se había ido y la habitación nunca había dejado escapar el aroma del dueño, las sabanas casi lo perdían, la habitación que ellos compartían tenían aromas mezclados, de Yuki y de Shuichi, no a carne, no a placer, el aroma mezclado de su habitación era calido, esencias mezcladas,

Y si entonces…, temblaras por mí
Y llorarás al verme sufrir
y sin dudar, tu vida entera dar…
Como yo la doy por ti…

Pasaron diez, quince, veinte, veinticinco minutos, Shuichi decidió regresar a su habitación, el sueño comenzó a vencerlo, regresó a su cama de vez en cuando, pequeños espasmos por parte del pelirosa, algo le inquietaba…, algo no le dejaba dormir en paz… ¿Un mal presentimiento? tal vez sólo un mal sueño

Si pudiera ser tu héroe

Rostros borrosos que ni él mismo podía reconocer, palabras que no entendía, un fastidioso sonido le hizo despertar de golpe, indeciso de contestar, eran ya las once y pico de la noche…
¿Quién podía ser ha esa hora…?

– Moshi… Moshi – palabras seguidas por un bostezo
– Baka ¿estabas dormido?
Si pudiera ser tu dios…

– ¡¡¡YukiIIII!!! Yo…. – las lagrimas del pelirosa escurrían a cantaros por sus amatistas ojos, cayó recostado en la cama pero ni aun así soltó su teléfono… – te estuve llamando y no contestabas… ¿Cuándo vas a regresar…?

Que salvarte a ti mil veces…

– Es una sorpresa…


– YUKI…. POR FAVOR…, DIME ¿CUÁNDO VAS A REGRESAR? Buuuuuu!!!

…puede ser mi salvación…

– Está bien, está bien, te daré una pista, cuando yo regrese tendremos una cita…

– ¿una cita…?

Si supieras la locura que llevo

– Será mejor que te des prisa si no quieres llegar tarde a nuestra cita…

– ¿ehh? ¿Hoy?

Que me hiere y me mata por dentro

– Si baka, date prisa que te estoy esperando…

Y qué más da, mira que al final…
– ¿En dónde…?

lo que importa es que te quiero

– Mira por la venta… – Shuichi hizo lo que su koi le dijo… miró por la ventana, y ahí Yuki le esperaba, con una gran sonrisa, después de dos semanas de no verse por motivos de trabajo Yuki había regresado, con una gran sonrisa para él…, sólo para él…

¤°.¸¸. •´¯`» Yazmín «´¯`•.¸¸. °¤

(º•.¸(¨*•.¸ ¸.•*¨)¸.•º)
«.•°•.*.' Continuara ‘.*.•°•. »
(¸.•º(¸.•¨* *¨•.¸)º•.¸)




๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑...¿Иo Tз Fallз?·๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑
voulez-vous avec moi?

... sólo sonríes haciendo malabares
y montando vestido de payaso en un caballo de tiovivo.
avatar
Doki Amare Peccavi

Femenino Mensajes : 340
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAP: 2 ¿Tu cuerpo? (Seis meses después)

Mensaje por Doki Amare Peccavi el Sáb Sep 18, 2010 11:32 pm

***Jueves segundo, julio 21:30 hrs. ***

Tal vez quiera alguien de mí


Se había esforzado...
...por que la relación tan gastada y frágil que aun mantenía con el escritor volviera a tener la fortaleza que en su comienzo ¿Qué había hecho mal? Debía de haber algún motivo para poder explicarse el ¿Por qué? de ese cambio que sutil mente fue invadiendo su relación ¿Si Yuki ya no le amaba porqué seguía con esta farsa…?

Y llevarse de aquí este sentimiento gris

¿Por qué cuando todo estaba tan bien para ambos?, ¿Porqué cuando él creía que no necesitaba nada más para poder ser feliz? ¿Por qué?, simplemente no lo sabía, tres años y medio de relación…, seis meses de infierno.

Que me esta consumiendo

Si, hacia seis meses que Yuki era más frío y cortante, eran raras las ocasiones en que los dos se encontraban a la misma hora en su “hogar” al principio a estos cambios no le tomó importancia…, una mirada fría, una palabra cortante, una noche sin caricias…, seguramente Eiri estaría presionado, mañana volverá a ser como antes…, y un mañana y detrás del otro mañana, y en la espera de ese mañana sólo el aroma en el estudio del escritor le reconfortaba, espero demasiado… el aroma iba desapareciendo poco a poco… y el mañana nunca llegó…


***Jueves segundo, julio 21:40 hrs.***

Es cruel, no me deja dormir

Para Shuichi era demasiado difícil entablar una de sus tan peculiares conversaciones en las que le contaba, al escritor, detalladamente todo lo que le ocurría, ya fuesen sus traumas existenciales, alguna riña que había tenido con Hiro o Fujisaki, "que si K-san le había explotado”, algún de los "No tan comunes" ataques a Sakano, algún comentario sobre lo maravilloso que era Ryuichi. Siempre, por mas tonto que fuera su relato, aceptó Shuichi con una sonrisa, Yuki Eiri, el famoso y atractivo escritor, siempre tenia alguna broma sarcástica para levantarle el animo, comentarios realistas sobre la situación, o mimos llenos de pasión y amor…

No me deja comer, no quiero estar así

Pasión y amor

...también eso había desaparecido Yuki ya no le besaba, ya no le acariciaba, ni siquiera le tocaba, y aun durmiendo en la misma cama mantenía su distancia, todo lo que pudiese parecerse a un ligero toque cariñoso, no era más que un descuidado movimiento de un escritor dormido

Porque mas se quejara, llorara, lo analizara o lo deseara, él no podía comprender el por que de esa relación tan bacía y fría, simplemente Yuki ya no era el mismo, pensó que lo que habían sido construido con tanto: esfuerzo, amor y sacrificio, era resistente a todo, que nunca nadie podría derrumbar ese sentimiento; se equivoco, tal vez desde un principio, muchas veces lo había escuchado, “lo que mal empieza mal termina…”, y ellos mismo se habían encargado de terminar algo que concluyeron, tres años y medio les tomo aprender la técnica ideal para amarse…, seis meces aburrirse de ella y desechar…, ¿desecharla? Ahora era el que pensaba en terminar la relación… ¿tan mal estaban para pensar eso…? Aun así no se angustió…, si no terminaba Shuichi…, la terminaría Eiri…, lo único seguro era que esto estaba llegando al final…

No por más tiempo

***Jueves segundo, julio 22:10 hrs. ***

Intentas disimular

El ligero rugir de la puerta le hizo volver a la realidad, terminó de acomodar la cena en la mesa, por lo menos aun compartían ese momento del día, tras el crujido una silueta, tras la silueta el cuerpo bien formado del rubio escritor, entró al departamento…

***Jueves segundo, julio 22:30 hrs.***

Se te nota al reír

– Shuichi ¿Qué haces despierto tan tarde…? – cuestionó Yuki más por obligación que por interés.
Se te nota al andar

Había dejado atrás el “Baka” ahora sólo un simple “Shuichi”,

Estas mintiendo…

– Eto… Yuki…, quería cenar contigo…

Yuki Eiri no dijo más.

No se donde quieres llegar

La cena ya estaba servida…

Eiri tomó su lugar en la mesa, empezó a comer la pasta, cierto estaba deliciosa, estuvo a punto de hacer un cumplido, pero de sus labios no salio ni una silaba…

Si te vas a largar, dilo de una vez ya

– ¿Te ha gustado…? – Eiri solo asintió con la cabeza… – Sabes… me gustaría mucho salir ¿Podríamos salir a caminar a ningún lado… sólo un momento…?

Que estoy sufriendo

– ¿A caminar? Je. – Shuichi notó la furia del escritor al escuchar esa frase “Salir a caminar…” – Hace demasiado frío, te hará daño… salir a “caminar” –

Entonces el pelirosa cayó en cuenta de su error, a pesar de todo Eiri entendía que lo había dicho sin malicia alguna…
No quiero tener que pensar

Después de la pasta fue turno del guisado… ambos demasiados satisfecho para el postre, el primero en retirarse a la habitación había sido Shuichi, Yuki ayudó: llevando los platos al lavabo, sentado en los sillones de la sala fingiría ver la tele, para evitar toparse en la habitación con Shuichi, prendió el televisor…, un reporte sobre los accidentes de autos en el año, recomendaciones: “evitar manejar pasado de copas”, “no rebasar los limites de velocidad”, “No manejar CANSADO”, ultima frase y su cerebro se apagó, no tuvo más que un turbio recuerdo.

Hace seis meses:
El accidente, la muerte no física de alguien, sueños rotos, esfumados, un vida tan joven echada a la basura, y él se sintió tan culpable, se sintió sin permiso de ser feliz, ya que la otra persona jamás lo seria nunca. Tonto Yuki-chan que no se dio cuenta que al no ser feliz él, tampoco permitía que Shuichi lo fuera, no se había dado cuenta de que actitud tan gélida provocaba un dolor indescriptible en el corazón del pelirosa.

Con un dolor de cabeza Yuki se dirigió hacia la habitación, esperaba que Shuichi estuviese dormido, abrió la puerta, se quedo recargado en el marco de esta mientras miraba el pequeño bultito que hacían las cobijas sobre el cuerpo de Shuichi, el pequeño temblaba ligeramente, seguro el pelirosa se sentirá mejor si el le abrazaba toda la noche, el antiguo Yuki Eiri también se hubiese sentido mejor con eso, pero... ahora no se sentía bien con nada, así que simplemente no vendría…, por mucho que lo esperase ese abrazo nunca vendría…

¿Lo estaré haciendo bien?


.*.

***Jueves segundo, julio 23:00 hrs.***

Yuki no mentía, el frío comenzaba a afectarle, le dolía tanto el cuerpo, pero aun mas el corazón, esta noche deseaba tanto salir con Yuki, ya fuera en auto o los dos sobre el concreto, los pasos de uno se convertirían en los pasos de ambos… recordaba esa vieja costumbre que ellos alimentaron por tres años y medio, todos los jueves, después de cenar, salían a caminar, ser dirigían a aquel parque en el que se vieron por primera vez…, hoy jueves, lo esperaba, que Yuki recordara lo que hacían todos los jueves y aceptara salir… pero el no acepto..

¿O lo estoy haciendo mal? En todo momento

El lo sentía en verdad y eso era tan desgarrador.

Estaba seguro de el final estaba cerca, muy pronto se iban a separar… y lo temía, no lo sabia, tal vez seria él, estaba completamente seguro de que seria él quien acabaría con esto, tal vez Yuki se sentía atado a el, ¿Por qué? por algún motivo sin importancia, comenzó a imaginarse la vida sin Yuki Eiri, el solo hecho de que todo terminara le hacia temblar, entonces escuchó a al rubio, estaba entrando el la habitación, que seria mejor, sonreírle o fingir que dormía, los sigilosos pasos de Eiri le hicieron saber que la segunda opción era la mejor.

No puedo vivir sin hablar, Cocinar para mí…

***Jueves segundo, julio 23: 15 hrs. ***

Shuichi hacia ya mucho rato que había conciliado el sueño, de ves en cuando lanzaba uno que otro quejido, en verdad el cuerpo le dolía demasiado, Yuki lo notaba y reconociendo sus sentimientos tubo que aceptar que cada gemido de Shuichi era como una daga que se clavaba en los más profundo de su pecho, y a pesar de eso seguía sin abrazarle…

Y dormir en un sofá todo el invierno
La casa parece crujir… Se ha empezando a mover


***Jueves segundo, julio23: 30 hrs. ***

Y ahora el dolor le hacia recordarlo, había olvidado tomarlas antes de dormir, aun con gran esfuerzo se sentó en la horilla de la cama, entre tantas cajas de cartón busco un nombre, Diclofenaco, en un intento por alcanzar un baso de agua, el pequeño cayó al suelo, Yuki que apenas comenzaba a quedarse dormido y además le estaba dando la espalda se levantó agitado, el ruido que Shuichi provocó lo puso en alerta, y al ver al chico en el suelo se imaginó lo peor, sin prender la luz se dirigió hacia donde Shuichi, le miró severamente, Shuichi no sabia si alegrarse porque Yuki estuviese preocupado por él o apenado por haber despertado al su Koi… ¿su Koi?
Habrá que salir de aquí...

– ¿Aún somos pareja? – lanzo Shuichi la pregunta sin pensar, con la mirada suplicante por una respuesta, Eiri le tomó en brazo y lo subió a la cama…

Se esta cayendo

– Tú sabes la respuesta… – Contestó el rubio casi en susurro, mientras cobijaba

Intentas disimular
Se te nota al reír, Se te nota al andar


– “Genial” – pensó Shuichi – “si en verdad lo supiera no le hubiese preguntado

Entonces la ira le invadió, estaba cansado de ser él quien se preocupara por todo, ¿Por qué tenia que ser así? Shuichi aventó violenta mente las sabanas con las que Yuki le había tapado, este que ya estaba dispuesto a recostarse le miró sorprendido, jamás había visto a Shuichi tan molesto, y el pelirosa sin tomar en cuenta la mirada del rubio, tomó entre sus brazos un cojín y lo abrazo al mismo tiempo que se viraba para darle la espalda…

¡Estás Fingiendo!

Eiri se puso de pie despreocupadamente tomó entre sus manos la sabana que Shuichi acababa de despreciar, lo mismo hizo con su almohada y abrió la puerta de la habitación…

No sé dónde quieres llegar

– Si no estabas cómodo sólo tenías que decirlo… – salió de ella y se sentó en el sofá, Shuichi en la recamara comenzó a llorar

Si te vas a largar; dilo de una vez ya

***Viernes primero, julio 00: 20 hrs. ***.

Quería abrazarlo, consolarlo pero… tenía miedo de lastimarlo al hacerlo, tenía miedo de herirlo sí se acercaba, tampoco podía abandonarle, sin poder dormir caminó de nuevo hasta la habitación sin abrir la puerta, se habían dejado de escuchar los sollozos de Shuichi desde hacia ya un rato, todos los jueves Shuichi lloraba y él no hacia nada para evitarlo, como aquella vez el no pudo hacer nada, entonces… resurgió el antiguo Eiri, abrió la puerta de un sólo portazo, la luz de la sala lograba colarse a la recamara, Shuichi se incorporó sobresaltado, miró la sonrisa que Eiri mostraba, como aquella noche… ese jueves en el que tuvieron su ultima sita… cuando Yuki regresó de su ultimo viaje, hacia exactamente seis mese que no la veía… un brillo especial en sus ojos, por primera vez Yuki estaba dando el primer paso para una reconciliación.

Estoy sufriendo…

***Viernes primero, julio 00: 25 hrs. ***

Ya no habría nada que terminar, estaría por siempre con Eiri, estaba seguro de que esta sólo había sido una prueba, y antes de que Shuichi pudiera levantarse Eiri se recostó ligeramente sobre él, Shuichi se sonrojó y Eiri besó una de sus mejillas, después la comisura de los labios, al final y terminó dando le un beso en la frete…

– ¿Aun quieres dar nuestro paseo nocturno de todos los jueves…?

– Ya es viernes... y de madrugada

– Baka, es nuestro aniversario, no lo he olvidado, hoy cumplimos cuatro años, no tienes por que quitarle la magia a esto… – Shuichi se estremeció, cada gesto, cada movimiento y cada palabras las guardaría por siempre en su corazón, en su mente… jamás olvidaría esto… jamás… – ¿Y bien…?

– Sí…


***Viernes primero, julio 01: 30 hrs. ***

Eiri no permitió que Shuichi hiciera gran esfuerzo, lo tomó entre sus brazos por segunda vez en la noche y lo llevó hacia su auto, los dos en pijama, los dos emocionado, los dos empezando de nuevo en donde se habían quedado hace seis meses.

– ¿A dónde vamos…?

– ¿Ya lo has olvidado? – Eiri le miró con real ternura – al parque…


***Viernes primero, julio 01: 50 hrs.***

Nada podía ser mejor los dos ahora sentados en aquella banca que tantos recuerdos acareaba.
– Yuki… ¿Me amas…?

– Ya sabes la… – esta noche Yuki seria diferente… – Te amo más que nunca…

– Yo también, te amo más que nunca.

***Viernes primero, julio 02: 55 hrs. ***

– Bien es hora de irnos…

– ¿No podemos quedarnos un poco más…?

– Regresaremos de jueves…

– Pero…. – algo le decía que deberían quedarse mas tiempo, sólo un poco más – ¡Yuki!

– Te lo prometo volveremos de jueves…

***Viernes primero, julio (a) 03: 00 hrs. ***

Se dirigieron hacia el auto, Shuichi en brazos de Yuki, Shuichi aun con el aquel extraño presentimiento que no le dejaba en paz, a pesar de la reconciliación sabia que lo suyo pronto terminaría, y eso le carcomía el alma, se sentía terriblemente mal. El saberse al lado de la persona que amaba y tener la seguridad de que esto pronto se terminaría…

.*.

***Viernes primero, julio 04: 50 hrs***

– Moshi… Moshi…

– Por favor con Seguchi-sama,

– Él habla

– Hablamos del hospital Cristal, queremos informarle que el Yuki Eiri y Shindou Shuichi están en sala intensiva, tuvieron un accidente y temo decirle que su estado es grave…


***Viernes primero, julio 05:20 hrs***.

Tohma se dirigió hacia el hospital, no quiso decirle nada a Mika para no preocuparla, aun así le dejó una nota, cuando llegó los doctores no supieron decirle nada sobre el estado de su cuñando, lo que quedaba de noche y más del medio día en el hospital, después llegaron los demás conocidos, y aun nada del estado de los dos jóvenes accidentados.

.*.

***Viernes primero, julio 14:00 hrs***

– Estamos a las afueras del hospital Cristal, lugar donde se encuentran hospitalizados nuestros dioses Yuki – sama y shindou-kun, como recordaran, desde el accidente en el que estuvieron involucrados los dos chicos, hace seis meses, no habían podido ser captados por los medios, y que forma de aparecer en televisión ja, quien lo diría los dos amantes victimas de un atentado, así como escucharon, al parecer un grupo de Homo fóbicos cortaron los frenos del auto de Yuki Eiri… mientras él y su pareja mantenían una romántica visita en la madrugada en el parque Rouse.


¤°.¸¸. •´¯`» Yazmín «´¯`•.¸¸. °¤

(º•.¸(¨*•.¸ ¸.•*¨)¸.•º)
«.•°•.*.' Continuara ‘.*.•°•. »
(¸.•º(¸.•¨* *¨•.¸)º•.¸)





๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑...¿Иo Tз Fallз?·๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑
voulez-vous avec moi?

... sólo sonríes haciendo malabares
y montando vestido de payaso en un caballo de tiovivo.
avatar
Doki Amare Peccavi

Femenino Mensajes : 340
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAP: 3 ¿Al mío? (Después de la reconciliación)

Mensaje por Doki Amare Peccavi el Dom Sep 19, 2010 12:23 am


***Jueves Agosto, hacia el fin 23:10 ***
Quinta semana en hospitalización:

Muchos años uno cree que el caer es levantarse
Y de repente ya no te paras…


– Una noche como esta todo empezó ¿cierto? – Dijo el rubio mientras abrazaba a Shuichi sin que este se diera cuenta de su presencia…

Que el amor es temporal
Que todo te puede pasar
Y de repente, estas muy solo…


– Creí que no llegarías nunca – el pelirosa había esperado mucho tiempo a que Yuki llegara, por alguna extraña razón no le permitieron entrar a ver a Eiri mientas este todavía estaba en recuperación, desganado y abatido decidió retirarse al departamento que compartía con su Koi, y todos los jueves iba al parque Rouse esperando ansiosamente la presencia de Eiri…

¡Afuera!

– Ya lo vez, te lo prometí, volveríamos de jueves…

¡Afuera!, afuera tú no existes,
Sólo adentro.

– ¿Por qué tardaste tanto…?
¡Afuera!

– Trate de seguirte lo antes posible pero no tenia el valor suficiente, hoy, hubiese llegado más temprano pero el aire tardo demasiado en subir a mi cabeza – es pelirosa no entendió esto ultimo aun así no le dio importancia…

¡Afuera!, no te cuido,
Sólo adentro.

– Yukiiiiiiiii – Llamó alegremente el pelirosa – No nos volveremos a pelear ¿cierto…? –

¡Afuera!

– ¿Y eso a qué vienen?

Te desbarata el tiempo sin dudarlo.

– Sólo júralo…

¡Afuera!

– Esta, bien lo juro…"Riendo, entre la noche, entre las sombras, entre tantas cosas bella comprendí que hacia muchas noches que no disfrutaba de todo esto, me creí omnipotente, y esta noche que he vuelto a ver lo hermoso que es estar a tu lado, pensé cada palabra que te diría al encontrarte de nuevo…, muchas formas de expresarte cuanto te quiero , tantas que algunas ya las he olvidado, pero lo que no voy a olvidar es que el esta noche volví a ser gente, a tu lado. Con tigo, la mascara del dios se ha caído, la mascara de la falsa vida se a derrumbado, y a pesar del tiempo y del espacio, no deseo volver alejarme de ti, espero que nos volvamos a encontrar, esta vida sólo fue el borrador de un mejor encuentro….” – Shuichi miró con extrañeza Yuki y este le devolvió la mirada – ¿Qué ocurre Baka? ¿Por qué me vez así…?

Nadie es nada, sólo adentro.

– ¿Pensabas en voz alta? – Yuki solo desvió su mirada, un tanto apenado, ni había notado que sus pensamientos se esparcían junto con el aire, Shuichi muy en el fondo comprendió las palabras de Yuki… – sobre un mejor encuentro…

Y uno años y uno esta
Creyendo que puede rezar
Y de repente:
Ya te perdiste

– Shuichi, hace frío ¿Quieres regresar…? – Cuestionó el rubio mientras cubría más sus orejas frías.

Y uno cree que puede creer
Y tener todo el poder
Y de repente…
… No tienes nada…


– ¡¡¡NO!!! – Chilló el menor y se aferró al brazo de Yuki – Yo quiero estar contigo…

¡Afuera!

– Entonces regresemos juntos – Sugirió y sus ojitos se pusieron brillosos, los de ambos.

¡Afuera!, afuera tú no existes,
Sólo adentro.

– ¿Podemos…? Pero yo pensé que… tú… – El dedo índice del Eiri impidió que el pelirosa siguiera hablando con voz partida.

¡Afuera!

– Claro… Shuichi, hace frío, regresemos ya...

¡Afuera!, no te cuido,
Sólo adentro.


– ¿Juntos? ¿Me lo juras…?
¡Afuera!

– Sí, a donde tú vayas yo iré – Shuichi abrazo al rubio, este correspondió el abrazo, el cuerpo del pelirosa comenzó a perder fuerza, Yuki lo sostuvo, Shuichi se había quedado dormido, poco a poco comenzó a desvanecerse entre los brazos de Yuki, y antes de que motas lilas desvanecieran el cuerpo perfecto, el rubio acercó sus labios hacia el oído derecho del pequeño…

Te desbaratas sin dudarlo

– Esta vida solo fue el borrador de un mejor encuentro, aun así, disfrútalo, aprende cosas nuevas, cosas que a mi me hubiese gustado enseñarte. – El cuerpo de Shuichi se desvaneció por completo, Yuki suspiró, tardaría un tiempo en volver a verlo, peor estaba seguro de que lo volvería a ver…

¡Afuera!, afuera tú no existes,
Sólo adentro.

***Jueves segundo Julio 17:25 hrs. ***
Primera semana de hospitalización…

Una semana después del segundo accidente y Shuichi aun no despertaba, Yuki en cambio había despertado a los dos días del accidente, Shuichi luchando por su vida, Yuki rogando por que le fuera arrebatada, Shuichi con una gran sonrisa en el rostro, lo ultimo que recordaba era lo mas hermoso del mundo por segunda ocasión se había sacrificado por que el rubio no saliera dañado, Yuki llorando por esos seis meses echados a la basura lloraba por no haber sido capas de ayudar a Shuichi, por haberle fallado por segunda vez.


***Jueves segundo en Julio 17: 15 hrs***

Yuki escuchó que todo le movilizaba, las enfermeras murmuraban y entonces Hiroshi Nakano el mejor amigo de Shuichi, entró a la habitación…

– ¿Cómo te encuentras…?

– ¿Cómo esta Shuichi?...quiero verlo

– Él…, no… él no…, está en esta clínica

– ¿Le dieron de alta…?

– No… – había ido para dar la noticia pero simplemente no pudo… – Lo que ocurre es que…

– Nakano-kun…. ¿Qué estas haciendo aquí? – Thoma interrumpió a Hiro, le pidió que se retirara, habló con Eiri, pero no menciono a Shuichi, prohibió a todos que hablaran de Shuichi…,

***Jueves segundo en Julio 18: 25 hrs. ***

Shuichi caminó por el pasillo del hospital en busca de la habitación de su Koi, tardo mucho en encontrarla, y cuando quiso entrar para verlo no pudo, era como si alguien hubiese atrancado la puerta…

No era justo, CAMINÓ en busca de un doctor pero el hospital estaba desierto…, entonces lo notó…,

– Estoy caminando a la perfección – Se toco sus piernas, alzo un poco la bata y las miró, ya no estaban esas horribles cicatrices que ese el primer accidente le había provocado, si alguien le hubiese dicho que la cirugía plástica era tan milagrosa hubiese aceptado realizarla cuando sus amigos se lo dijeron, se sentó en el suelo, ahí espero más de tres horas y nada, entonces caminó de nuevo a su habitación, ¡Que suerte! Pensó, alguien había dejado ahí su ropa, se vistió, dejó su bata sobre la cama y se apresuro a salir, volvió a echar un vistazo a la habitación de Eiri y seguía sin poder abrirse, desilusionado se dirigió a su departamento… él de ambos.

.*.

*** Jueves primero, en enero ***

Déjame tocarte quiero acariciarte...
…una vez mas, mira que al final
Lo que importa es que te quiero….


– Si baka, date prisa que te estoy esperando…

– ¿En donde…?

– Mira por la venta… – Shuichi hizo lo que su koi le dijo, miró por la ventana, y ahí Yuki le esperaba, con una gran sonrisa, después de dos semanas de no verse por motivos de trabajo, Yuki había regresado, con una gran sonrisa para é…, sólo para él…

Quiero ser tu héroe

Yuki llegó inesperadamente esa noche, tuvo una cita con Shuichi "La ultima", el pelirosa escogió el lugar, bebieron, comieron, hablaron de lo bien que iba el trabajo para ambos, estaban en la cúspide de sus carreras, un jueves, de noche., hermosa noche, seguramente los dioses en el cielo los envidiaban por estar bajo un manto azul tan hermoso, lleno de estrellas. Yuki estaba agotado, los viajes siempre le desgastaban, comentó a Shuichi esto, el pelirosa inmediatamente sugirió que seria mejor regresar a casa…

Si pudiera ser tu dios…

Yuki y Shuichi salían de un elegante restauran.
Once de la noche, el escritor estaba un poco cansado, Shuichi había tomado un poco, ahora ya estaba durmiendo en el asiento del copiloto, calientito, con ese gesto de paz que a Eiri tanto agradaba, el escritor miró embelesadamente a Shuichi, sin darse cuenta soltó el volante del auto, cuando lo notó ya era demasiado tarde, se había salido del camino, trató de virarse, un acto imposible, el auto terminó impactándose con un camión de carga que estaba estacionado en un horilla de la calle, después de eso no recordó nada, cuando despertó ya estaba en el hospital, nada grave un par de raspones y contusiones, en cambio Shuichi se había llevado la peor parte, la parte del conductor se había estrellado directamente con el camión Shuichi en un movimiento rápido y tonto se interpuso para proteger el cuerpo de su Yuki, el impacto hizo que la defensa se comprimiera, algunos hierros atravesaran las piernas de Shuichi, la presión le había roto las piernas, con heridas de astillas, la operación fue difícil, larga, cansada y aun así todo resulto un fracaso.

Shuichi no volvería a caminar, cuando Yuki se enteró sintió que se convertía en una cucaracha, por un tonto descuido le había destrozado la vida a Shuichi, había acabado con sus sueños de ser un gran cantante, ya no había futuro, si ya no podía caminar ¿Cómo seria capas de entregarse así en el escenario? Ya no habría más saltos, y aunque sonara un poco egoísta, ya ni siquiera correría al escuchar la perilla de la puerta del departamento abrirse... y pese a todos los pronósticos Shuichi no se rindió, decidió que no detendría el avance de Bad Luck, ahora se dedicaría simplemente a escribir las canciones, en ningún momento demostró estar deprimido, por que sabia que eso ocasionaría mas dolor a su Koi.

Eiri cambió demasiado, se fue distanciando poco a poco de su pequeño, hasta llegar al punto de que aborrecía estar junto al ex-cantante, el simple hecho de verlo en ese estado le hacia sentirse mas culpable, Eiri estaba deprimido por los dos y Shuichi…Shuichi trataba de solventar al relación que parecía no tener futuro. No sólo su relación se apagó, la luz que los iluminaba y los hacia tan amados por el publico se había esfumado, ni Eiri ni Shuichi volvieron a aparecer ante los medios…

Por que salvarte a ti mil veces
Puede ser mi salvación…

Entonces pasaron seis largos y amargos meses... en la madrugada después de su aniversario número cuatro, las cosas parecían arreglarse, Eiri salió de su depresión, un bonito paseo por el parque… los ojos de ambos brillaban…, como el cielo en una noche de estrellas…,

…puede ser mi salvación…
Quiero ser tu héroe

***Jueves agosto, hacia el fin 23:15 ****

Cuarta semana en hospitalización…, y de pronto, despertó.

– Mentiroso… me dijiste que regresaríamos los dos – agachó la mirada y suspiró largamente, retiró con cuidado la sabana que le cubría, las cicatrices seguían ahí, entonces todo había sido una ilusión….

La puerta de la habitación se abrió…, las lágrimas en las mejillas de Hiro aun estaban, el saber que su amigo había despertado después de que los médicos no dieron esperanzas, le había llenado de felicidad pero, cómo le diría que apenas hace 5 minutos Yuki se había…, no pudo, intentaría más tarde, con una sonrisa disimulada salió de la habitación... y le dejó volar, sin saberlo.

Ayer me dijo un ave que volara
Por donde no haya ardor…
Que lo sufrido no resucita sueños
Y en rezos nunca murió


– Hiro – Los ojos de hiro tan tristes, ahora lo comprendía, no había sido una ilusión, había sido una despedida temporal… por que él lo prometió…

Que saque el aire de mis ojos
Que abrasé al miedo con tus sueños
Que sea un guerrero de sangre
Para que nadie te haga daño…


¤°.¸¸. •´¯`» Yazmín «´¯`•.¸¸. °¤

(º•.¸(¨*•.¸ ¸.•*¨)¸.•º)
«.•°•.*.' •••• FIN •••• ‘.*.•°•. »
(¸.•º(¸.•¨* *¨•.¸)º•.¸)
18/01/08 - 23/01/08

Canciones:
Cáp. 1: Ayer me dijo un ave que volara: Caifanes
Cáp. 1: Héroe: Enrique Iglesias
Cáp. 2: Ya no te quiero: Ana Torroja
Cáp. 3: Afuera: Caifanes
Cáp. 3: Héroe: Enrique Iglesias
Cáp. 3: Ayer me dijo un ave que volara: Caifanes




๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑...¿Иo Tз Fallз?·๑Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑
voulez-vous avec moi?

... sólo sonríes haciendo malabares
y montando vestido de payaso en un caballo de tiovivo.
avatar
Doki Amare Peccavi

Femenino Mensajes : 340
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche tu cuerpo al mío

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.